A ese hecho de la intimidad familiar, Petro le agregó un comentario de carácter político: “Ojalá cuando vuelva pueda encontrar un país mejor, en paz, en convivencia, con mas [sic] justicia social y ambiental”.

Y en ese mismo tono, en el político, recibió comentarios de toda índole, incluso de la congresista del Centro Democrático María Fernanda Cabal.

Al trino en el que Petro anunció que su hija se iba, por ejemplo, le respondieron varias personas preguntándole en dónde realmente es que va a estudiar.

Alguno, evidentemente desinformado, y en defensa del político, aseguró que “la educación en la mayoría de los países europeos es gratuita y cuentan con subsidios”. No faltó quien lo tachara de “idiota útil”.

Otro, que tiene familiares estudiando en el exterior, preguntó cuáles son las universidades gratis en Estados Unidos y Europa. Por su experiencia, aseguró que estudiar fuera del país “es tan costoso o más, que las [universidades] costosas en Colombia. La gente cree que porque hay cupos para becados, por allá es gratis”.

También hubo quien le preguntó a Petro ¿por qué su hija no estudia en Colombia “con uno de los 250mil cupos que va a abrir Hollman [Morris] en la universidad pública?”.

Una más no fue tan diplomática y le escribió en respuesta a Petro: “Este tan cínico debiéndole a cada santo y manda a sus hijos a estudiar al exterior. Eso es lo que yo llamo corrupción, aprovecharse de los más ignorantes para que le tengan lástima”.

A esta, Petro sí le respondió: “Te recomiendo cuando tengas tus hijos que les des la mejor educación que puedas, la mejor no es cara, incluso es gratuita porque es el producto de luchas obreras desde hace décadas”.

Pero no se quedó solo con eso, sino que hizo una alusión directa a los hijos del expresidente Álvaro Uribe: “Eso si [sic] no les enseñes a robar o usar el poder para tener zonas francas”.

Como Petro no especificó a dónde es que se va a estudiar su hija, la congresista uribista María Fernanda Cabal le preguntó irónicamente: “¿A cuál de los imperios capitalistas la envía?”.

El político respondió de inmediato. “No la envío, no determino el querer de mis hijos e hijas, pero ella desea  estudiar ciencia politica [sic] y espero profundamente aprenda mucho mas [sic] que lo que usted ha demostrado”.