Según explicó Bocarejo, en declaraciones que recogió Pulzo, estas personas fueron “capturadas por los desmanes que habían generado” en las vías de la ciudad, pues de acuerdo con videos que circularon en redes sociales varios de los manifestantes optaron por agredir a los compañeros que estaban prestando el servicio.

No obstante, sobre las cinco de la tarde la Secretaría de Seguridad reportó que en total siete personas fueron detenidas por estos mismos hechos.

“Lamentamos mucho acciones que se están generando contra los taxistas que sí están prestando el servicio el día de hoy, y contra algunos usuarios”, advirtió el funcionario.

Bocarejo dijo que en medio de estos desmanes “se vandalizaron 17 carros”, entre los que se cuentan taxis, vehículos de servicio público y hasta una patrulla de la Policía. Al final, la entidad de Seguridad le sumó otro carro afectado a esa cifra inicial (18 en total).

En cuanto a los taxistas que salieron a protestar, Bocarejo dijo que al momento de entregar el reporte había “más o menos 1.000, un porcentaje muy bajo” si se tiene en cuenta que hay “más de 180.000 taxistas registrados”.

Asimismo, explicó que “menos de 100 taxis” participaron en la manifestación, en horas de la mañana, y recalcó que aunque los conductores están en todo su derecho de protestar eso no significa que puedan provocar desórdenes y agredir a sus colegas.

A través de su cuenta en Twitter, Movilidad Bogotá dio a conocer a media jornada que de los taxis que se sumaron a esta protesta 95 fueron revisados por las autoridades, y que de esos hubo 35 que “no tienen el tarjetón vigente” y 53 cuyos conductores “han sido sancionados por infringir normas de tránsito”.

Finalmente, Bocarejo destacó que en general la movilización fue pacífica y que los manifestantes respetaron la petición de no bloquear vías ni afectar el sistema Transmilenio.

Este trino resume el balance, hasta las 6:00 p.m.