Uno de los bloqueos, según Blu Radio, se presenta en la calle 170 con carrera Séptima, donde varios jóvenes bloquearon dos calzadas que sirven para salir de Bogotá por el norte, o viceversa.

Asimismo, un grupo de conductores instaló sus volquetas sobre la calle 13, en el occidente de país, impidiendo que buses del terminal del Salitre de Bogotá pudieran seguir con sus destinos hacia afueras de la ciudad.

Lo mismo pasó con aquellos vehículos que intentaban ingresar a la capital, desde municipios como Facatativá y Mosquera, como lo explicó la Gobernación de Cundinamarca en este video:

En la Calle 80, otros de los puntos que conecta a la capital con municipios de Cundinamarca, el tráfico quedó paralizado por los ciudadanos que participan en el paro nacional.

En ese sector también se suspendieron rutas de Transmilenio, por la invasión de los carriles.

Aunque las autoridades pidideron aplazar las marchas por la tercera ola de COVID-19, las manifestaciones se mantienen.

No obstante, la Alcaldía de la capital no prestará elementos como tarimas o bafles para que se lleven a cabo las protestas, en cumplimiento con el fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca en el que se pide quitar permisos para que las marchas se hagan.