El exjefe guerrillero debía presentarse el pasado lunes 18 de marzo a rendir una versión libre en el caso sobre retenciones ilegales cometidas por las Farc en el conflicto y nunca llegó.

La excusa que dio el abogado es que Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, nombre real de ‘El Paísa’, no tiene seguridad para desplazarse hasta Bogotá y tampoco cuenta con seguridad jurídica en el proceso. Además, pidió que se reprograme la diligencia.

La JEP, por su parte, le dio tres días a Velásquez para radicar las razones del incumplimiento a la citación, para que estos sean estudiados por la Sala de Reconocimiento.

Pese a que el paradero del desmovilizado es desconocido por las autoridades, su apoderado señaló que está intentando comunicarse con él para que se presente ante la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas (SRVR) de la JEP.

Por eso, la JEP decidió abrirle un incidente de incumplimiento, para verificar si está acatando o no lo firmado en el acuerdo de paz. Ese procedimiento significa que se ordenan unas pruebas y se puede ejercer plenamente el derecho a la defensa.

Una vez finalice el término para la práctica de pruebas, las partes presentarán sus alegatos. La Sala citará a audiencia en la cual decidirá si hubo o no incumplimiento y ordenará alguna de las medidas del sistema de gradualidad”, ha explicado la JEP.

Sin embargo, las disculpas del abogado y la solicitud de reprogramación no detienen ni obstaculiza el avance de incumplimiento que se le adelanta a Velásquez. Además, detalló que este jueves se cerró “la etapa probatoria” por ese incidente y que el material será trasladado a las partes del proceso.

Luego de 10 días la Sala de Reconocimiento citará la audiencia donde se tomará una decisión de fondo. De llegarse a comprobar el incumplimiento esto conllevaría a la pérdida de los beneficios que llevarían la reactivación de las órdenes de captura hasta la expulsión del Sistema”, concluyó la JEP en un comunicado.

La magistrada Catalina Díaz detalló que las consecuencias para ‘El Paisa’ pueden ir “desde la pérdida de la suspensión de las órdenes de captura, que es el primer beneficio que adquieren estas personas, hasta perder toda posibilidad de sanción propia en la JEP, o incluso ser expulsado de la JEP”.

Además, contra el excomandante de la sanguinaria columna móvil Teófilo Forero cursa un “incidente de incumplimiento” similar al de este lunes, que fue abierto el pasado 26 de octubre, luego de que no presentara ante la JEP un informe en el que debía detallar sus actividades de reincorporación y los trabajos realizados para encontrar restos de secuestrados o desaparecidos.

Por este motivo, la magistrada Julieta Lemaitre, presidenta de la SRVR, aseguró entonces que el nuevo incumplimiento del exguerrillero “pone en riesgo sus beneficios jurídicos”.

A la fecha, para contar su parte de la historia sobre los secuestros han acudido varios exlíderes de las FARC, entre los que figuran su máximo jefe, Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’. En total, hay 31 excombatientes citados para declarar sobre secuestros.

El paradero de Velásquez se desconoce desde octubre pasado cuando abandonó la zona de reincorporación en Miravalle, en Caquetá.