El maltrato al que era sometida esta pequeña por parte de su progenitor, en la población de Sabana de Torres (Santander), quedó al descubierto cuando una profesora del Colegio Integrado Madre de la Esperanza echó de menos a la niña ya que llevaba varios días sin asistir al colegio.

Entonces, informa Noticias Caracol, la docente alertó a las autoridades de familia y durante una visita al hogar la encontraron muy afectada por los brutales castigos.

“Nos dirigimos hacia el hogar de la menor, donde efectivamente encontramos que la niña estaba perturbada, temerosa emocionalmente, estaba muy afectada”, manifestó a ese medio la psicóloga de la Comisaría de Familia local, Adriana Gutiérrez.

La menor fue trasladada a un hospital por la Policía de Infancia y Adolescencia y los médicos encontraron signos de maltrato.

El artículo continúa abajo

“Realmente las lesiones que tenía eran bárbaras. Tenía los glúteos hinchados, señas en la espalda, señas en las piernas, una bolita en la cabeza. Ella venía siendo muy maltratada, y la niña señaló que su padre le pegaba con una varilla porque ella no podía escribir bien”, confirmó al noticiero la comisaria de Familia en esa población, Lilia Nasly Peñalosa.

La funcionaria agregó en Blu Radio que junto a las autoridades locales se denunció al padre en la Fiscalía, y que por ahora la niña será tratada con ayuda profesional por parte de Bienestar Familiar.