Si bien la propiedad en construcción estaba cercada con paredes en obra negra, el niño de 13 años ingresó al predio cuando uno de sus compañeros de juego pateó el balón hacia ese lugar, informó El Heraldo.

De acuerdo con testigos citados por el medio regional, el menor quiso meterse por el hueco del muro en el que iría una ventana. Al parecer, no contó con que su peso haría colapsar la estructura.

El niño y la pared cayeron al piso, y los escombros habrían golpeado fuertemente al menor, ocasionando su muerte, destacó el rotativo.

Según el principal periódico de la Costa, los habitantes de esa zona llevaron al pequeño César al hospital del municipio, pero cuando llegaron, el niño ya estaba muerto.

Por su parte, las autoridades del Atlántico, citadas por La FM, dijeron que están indagando las circunstancias en las que ocurrió el incidente para establecer responsabilidades.

“La Policía Judicial de Infancia y Adolescencia está al frente de la investigación y se están generando todas las actuaciones policiales e investigativas para este caso”, indicaron voceros de la Policía a esa emisora.