La víctima quedó con el rostro desfigurado, por lo que El Heraldo había dicho que —por la apariencia—, la mujer podría tener unos 28 años. No obstante, ese mismo diario señaló que las autoridades confirmaron que se trata de una menor de 14 años, a la que no identificaron.

El cuerpo desnudo de la niña se halló este domingo en una zona desolada del arroyo El Toro con signos de tortura y un trozo de madera en su parte intima, de acuerdo con las autoridades, citadas por el periódico.

Por este aberrante caso fue capturado un hombre colombo-venezolano que estaba recién llegado del país vecino —indicó el medio costeño— y fue visto cerca de la escena del crimen por la comunidad.

La Policía recibió la alerta y, cuando fueron a detener al sospechoso, de 35 años, él intentó huir en una moto, por lo que comenzó una persecución que terminó con la captura del hombre. Según las autoridades —citadas por el periódico— el detenido tenía su camiseta manchada de lo que sería sangre, guantes industriales y mangas licradas.

El Heraldo agrega que el hombre tenía una orden de captura por violencia intrafamiliar.