En la grabación se percibe la conmoción del juez 53 Penal de garantías por los violentos hechos, ocurridos entre el 20 y 25 de enero (2020), donde el menor fue golpeado salvajemente y víctima de abusos sexuales por parte de su padrastro Óscar Eduardo Orjuela Pinzón (de 19 años), en una vivienda del sur de Bogotá, según La FM.

Por los detalles desgarradores del informe de Medicina Legal —donde se especificaban todas las torturas y vejámenes que padeció el pequeño durante esos días y que le ocasionaron la muerte el pasado 25 de enero—, el juez se negó a leerlo, de acuerdo con Noticias Caracol.

El bebé llegó al centro médico de Altamira, localidad de San Cristóbal, con evidencias de maltrato como hematomas, abrasiones, fracturas, secuelas de quemaduras y posibles rastros de violencia sexual, de acuerdo con la lectura del fiscal.

En el video se aprecia al acusado —por homicidio y violencia intrafamiliar agravada— junto a su abogado de oficio escuchando los argumentos del togado. En el mismo se evidencia que Orjuela Pinzón, que aceptó el crimen, no tiene ninguna muestra de arrepentimiento; mientras tanto, su defensor se ve consternado y secando sus lágrimas.

En las imágenes tampoco se logra observar cuando el juez llora, pues la cámara solo enfoca a la parte acusada. Sin embargo, se escucha acongojado y cómo se le entrecorta la voz al dar su juicio al confeso asesino.

“Créame que la cantidad de elementos probatorios que tiene la Fiscalía en este caso, tanto medios de pruebas, como indicios, son de tal entidad que el diagnóstico nos es positivo, evidente es negativo. No solamente en atención a la calidad de la víctima sino a la confianza y, además, a ese trasegar inhumano, porque esto es inhumano. No entiendo cómo usted tiene la capacidad para que desde el lunes, martes, miércoles, jueves, viernes y sábado de golpe en golpe acabar con la vida de un menor”, se escucha en la grabación.

La parte más conmovedora de esa audiencia ocurre cuando el juez dice:

“Estoy convencido que usted es altamente probable autor de esta conducta punible. El diagnóstico en este caso basado en la epicrisis y en el concepto de Medicina Legal, que ni quisiera quise que leyeran, porque… [Se queda en silencio] no comprendo cómo alguien puede hacerle eso a un menor… La verdad me quedo sin palabras”.

Incluso, cuando el togado decide enviar a prisión al padrastro lo compara con el violador y asesino Luis Alfredo Garavito:

“En este caso, el pronóstico suyo a futuro sin duda es el de estar recluido en un establecimiento carcelario. Más allá de que usted haya aceptado los cargos en este caso, el juicio de probabilidad y de prevención para usted es tan alto como en el caso de un señor que acabó con la vida de 147 niños. Usted está muy parecido a él”.

Finalmente, el juez con la voz quebrada y muy afectado aseguró: “no me imagino las cosas que tuvo que haber sufrido ese pobre niño en sus manos; estos casos son muy difíciles. Y créame que si me conmueve a mí que llevó más de 10 años, cómo serán las otras personas. No entiendo cómo pudo ser esa pobre víctima”, cita la emisora.

La cadena radial, además, conoció que la mamá del menor “distinguía hace cuatro años al individuo (acusado), tenían una relación sentimental desde hace cuatro meses y hace 30 días vivían juntos”.

Sobre las brutales agresiones, del padrastro al niño, el medio indicó que sucedían mientras la mujer trabajaba.

A continuación, el conmovedor video compartido en la cuenta de Twitter: Fusagasugá Noticias: