El general Nicacio Martínez también se refirió al reportaje del New York Times en donde se publicó, en su momento, que se estaba presentando “un patrón de asesinatos sospechosos y encubrimientos” similar al de los ‘falsos positivos’. Esto lo denunció el diario con base a unos formatos en los que se pedían duplicar los resultados.

Sobre ese documento, Martínez señaló a Semana que correspondía a una proyección de resultados para el año 2019.

“En ningún momento se indicaba una prelación de las muertes en desarrollo de operaciones militares sobre cualquier otro resultado operacional”, dijo a la revista.

El comandante del Ejército afirmó en el mismo medio que no se han efectuado pruebas de polígrafo para determinar cuáles fueron los militares que entregaron la información al New York Tmes.

Las declaraciones del general se dan después de que Semana, en otro artículo, publicara que varios uniformados fueron citados a la sede de la Segunda División del Ejército en Bucaramanga para hacerles una entrevista y descubrir quién o quiénes destaparon el escándalo.

“Se desató una cacería impresionante”, dijo uno de los militares entrevistados por la publicación.

En ese reportaje se denunciaron persecuciones, intimidaciones y amenazas a los uniformados. Uno de ellos expuso que sus comunicaciones están siendo intervenidas.