La víctima, Laura Marín, habría presenciado varios de los crímenes cometidos por el hombre de 30 años, perteneciente a la estructura delincuencial conocida como ‘los cascones’, informó El Tiempo.

Desde el pasado 8 de marzo, las familias de Marín  y su compañero sentimental, Kevin Maury, no se sabe nada ellos, amplió El Heraldo.

La mujer habría estado presente cuando el ‘El Diablo’ cometió varios delitos, entre ellos supuestos abusos sexuales contra seis menores de edad, de hecho, su sobrino estaría dentro de los afectados. Según El Tiempo, el sujeto fue acusado por este proceso en 2018, pero por vencimiento de términos quedo libre seis meses después.

Las autoridades investigaron que el criminal les habría colocado una cita a la pareja para entregarles dos millones de pesos con el fin de comprar su silencio. Testigos contactados afirmaron que los cuerpos de los desaparecidos fueron llevados a una finca del delincuente, ubicada cerca de Santa Marta.

Los cadáveres habrían sido destruidos en tanques llenos de ácido, modus operandi que era regularmente empleado por el criminal para desaparecer a las personas que tenían deudas o problemas con él, declaró uno de los hombres allegados a Juan Carvajal después que fuera capturado el pasado 16 de junio en Soledad, Atlántico.

Según el diario regional, Carvajal también está asociado con actividades de usura correspondientes a más de 17 rutas de cobro de “gota a gota” en el que estarían implicados alias ‘Jhon Pistola’ y su pareja ‘La Chica Plástica’.

Mientras espera la audiencia de medida de aseguramiento, programada para el próximo martes, Adolfo Amaury, padre de Kevin, mencionó al mismo periódico que “guardamos la esperanza que mi hijo y Laura estén vivos. Como dice el fiscal, no se ha encontrado un cuerpo que indique ellos están muertos, se le hizo la pregunta al tipo que si sabe el paradero de ellos que lo informe y se va a evitar muchas cosas, por eso guardamos la esperanza que esa persona los tenga retenidos”.