Su situación era tan crítica que el Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, le había anticipado este lunes a Pulzo que la madre de la menor iba a viajar a la capital del Valle para enfrentarse a una dura decisión: desconectarla de los aparatos que la mantenían con vida.

La niña, le confirmó hoy martes a Pulzo la Defensoría del Pueblo, no resistió y, por la gravedad de la herida de bala que recibió en la cabeza, falleció este lunes por la tarde.

La menor recibió el disparo el sábado, a eso de las 3:30 de la tarde, cuando iba en la moto con Armando Muñoz Valencia, compañero de su madre, y con su medio hermana de 5 meses, por el corregimiento La Toma, del municipio de Suárez.

En ese sitio murieron Muñoz Valencia y la niña de 9 meses. La menor de 5 años fue trasladada a cuidados intensivos de la Fundación Valle del Lili.

“La niña se debate entre la vida y la muerte”, había advertido Negret este lunes a Pulzo. “Tiene un tiro en la cabeza, por lo que no se presagia mayor solución”.