El juzgado promiscuo municipal de Pensilvania, Caldas, falló a favor de la mujer, quien había manifestado que el ruido nocturno de las campanas de la iglesia de ese pueblo no la dejaba dormir, informó La Patria de Manizales.

Fue por esto que el juzgado ordenó a la iglesia del municipio que no toque las campanas entre las 9 de la noche y las 7 de la mañana (las campanas sonaban cada hora, incluso en la noche), agregó ese rotativo.

El fallo se dio teniendo en cuenta un concepto emitido por la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), que señala que los decibeles de ruido ambiental en el día no son comparables con los de la noche, ya que no hay actividades laborales en las últimas horas del día, apuntó ese diario.

De igual forma, el juzgado valoró el testimonio de la mujer, quien se mudó al pueblo hace dos meses, acerca de las afectaciones en salud que ese ruido nocturno le estaban causando, agregó ese medio.

En diálogo con ese periódico, hace una semana, la mujer relató que interpuso la tutela contra la parroquia Nuestra Señora de los Dolores, paradójicamente, porque el ruido de las campanas le causaba dolor de cabeza, migraña y estrés.

De acuerdo con el relato de la mujer en ese medio, desde que ella llegó al municipio se instaló en una casa cercana a la plaza principal, donde está la iglesia, pero no contaba con la fuerza del ruido de las campanas.

Al respecto, José Libardo Flórez, párroco del pueblo, dijo que el sonido de las campanas hace parte de una tradición histórica del municipio y que, hasta el momento, nadie se había quejado por el ruido de estas.

“No podemos quedar sometidos a la dictadura de una minoría; porque entonces dónde queda el sentir de la inmensa mayoría de pensilvanenses que incluso se sintieron felices cuando las campanas volvieron a sonar después de estar cinco meses mudas por culpa de la pandemia”, reflexionó el párroco, en diálogo con ese periódico.

Ahora, la decisión final de la tutela se resolverá en una segunda instancia, ya que la parroquia de Caldas anunció que iba a impugnar el fallo que favorece a la mujer, concluyó La Patria de Manizales.

En este video, publicado por La Patria de Manizales, se escucha cómo suenan las campanas: