La tragedia para esta familia de una comunidad indígena en Villa Gloria, en Quibdó (Chocó), ocurrió luego de que la madre aceptara un consejo de una vecina que le recomendó, según Noticias Caracol, que les diera el bebedizo de hierbas a los niños para purgarlos.

“Era para matar lombrices, y una señora me dijo ahí. Unos vasitos pequeñitos, no mucho, poquito”, aseguró en el noticiero Valery Sapia, madre de los tres pequeños.

Pero los niños presentaron vómito y malestar con la toma y su familia los llevó al hospital San Francisco de Asís (Chocó), en donde, según la pediatra Indira Orjuela, uno de ellos ingresó sin vida.

Una hierba llamada ‘matalombrices’, la prepararon y, posterior a suministrarles esa toma a los niños, consultaron a primer nivel. Uno de ellos llegó muerto al primer nivel, el otro, muy grave, no alcanzó a llegar aquí al segundo nivel”, detalló la profesional.

En cuanto a la niña, el doctor Camilo Ramírez, gerente del hospital, dijo en el informativo que se encuentra “estable” en cuidados intermedios, y que “su pronóstico es favorable”.

“Sigue hospitalizada, y hasta el momento no presenta ningún signo de deterioro fuerte”, agregó el médico, que dio un parte alentador para esta familia.

El profesional también habló en Noticias RCN, y su recomendación fue que siempre “consulten a los médicos” para este tipo de casos, especialmente cuando se trata de niños a los que les van a suministrar algún medicamento natural.

La muerte de estos niños causó tristeza entre la población chocoana, y el ICBF les está brindando acompañamiento y apoyo psicosocial a la familia que hoy llora la partida de sus pequeños.