Según informó el Ejército, Villamil, de 27 años, cayó en un campo minado en medio de una operación militar para destruir un laboratorio de producción de cocaína de las disidencias de las Farc, en zona rural de Puerto Asís.

El uniformado, oriundo de Chiquinquirá (Boyacá), falleció mientras era evacuado de la zona en helicóptero y trasladado hasta un hospital. Su compañero, el soldado José Meza Orozco, fue remitido a una clínica en Florencia, Caquetá, donde fue intervenido y ya se encuentra fuera de peligro, según reporte de Noticias RCN.

“Estas acciones terroristas perpetradas por los grupos armados organizados residuales en contra de la fuerza pública, tienen como principal finalidad detener las operaciones militares que se adelantan en los departamentos de Caquetá y Putumayo y que afectan su capacidad ilícita, logística y económica”, expresó el Ejército por medio de un comunicado.

La institución castrense señaló a disidentes del frente primero de las Farc como los responsables de sembrar estas minas cerca de cultivos ilícitos, y advirtió que infringen los derechos humanitarios.

El Ejército, finalmente, expresó “sentimiento de condolencias y solidaridad con la familia” del militar, y deseó una pronta recuperación al soldado Meza.

La muerte del soldado Villamil se conoce cinco días después de que un convoy militar fuera emboscado con explosivos cuando transitaba por una vía que de Tame (Arauca) conduce a la población de Casanare.

El Ejército confirmó el pasado martes, 12 de junio, que cuatro militares perdieron la vida en la acción terrorista. Otros seis uniformados resultaron heridos.

Este duro golpe vistió de luto a la institución, y más ahora que se conoce la muerte de otro militar.