Algunos camioneros quedaron varados en el peaje Naranjal, en el kilómetro 50, con un cargamento de alimentos que, posiblemente, se dañen, causando perdidas económicas a los trabajadores.

“Llevo más de ocho días sin poder viajar y esa gente allá está sin el producto. De esto sobrevivimos nosotros”, dijo uno de los afectados, que ha perdido cerca de 10 millones de pesos, a Caracol Radio.

Para intentar sosegar las afectaciones que este cierre indefinido produce a las personas que constantemente usan esta vía, el Gobierno ha decretado vías alternas, como la de Aguazul, o la de Mesa Grande, informó Blu Radio.

De igual manera, aseguró Noticias Caracol, se destinarán recursos para el mejoramiento de otras carreteras como la vía Sogamoso, que también sería otra alternativa. De igual manera, se ampliarán los vuelos hacía Villavicencio.

Finalmente, el Banco Agrario ampliará el plazo para los productores que tengan créditos en esa entidad, y que resultan afectados por este cierre.