Molina Díaz, adscrito a la Inspección Delegada de la Policía, estaba en una incapacidad de 24 días y se recuperaba de la fractura en un brazo.

En la noche de este miércoles, Molina Díaz vio junto a su tío que llegaron dos atracadores para asaltar un local comercial de otro familiar, situado frente a su casa, en el barrio Primavera, localidad de Puente Aranda, informó Noticias Caracol.

El uniformado enfrentó a los dos delincuentes y habría alcanzado a someter a uno de ellos, agregó el informativo.

Pero no se dio cuenta de que por su espalda se aproximó un tercer ladrón, que les disparó a él y a su tío, sin que pudieran reaccionar, precisó el mismo medio.

“Nuestro uniformado, de manera muy valerosa, decidida, y demostrando su vocación, trata de impedir que se presente este hurto a uno de sus vecinos, no se percata de que en el momento en que trata de impedir el hurto hay un tercer delincuente que los agrede”, relató en ese medio el coronel Eliseo Suárez, oficial de inspección.

Vecinos llevaron en una camioneta a las dos personas hasta el Centro de Atención Prioritaria en salud (CAPS) del barrio Galán, en donde, a pesar del esfuerzo de la comunidad y de los médicos, los dos heridos fallecieron.

“Se dice que hay imágenes de cámaras de seguridad y testigos que vieron a los bandidos cuando escaparon en un carro y en motocicletas, añadió Noticias Caracol.