El Espectador identifica a la niña como Luz Helena Caizamos, que pertenecía a la comunidad de Geandó, en ese municipio de Chocó.

El rotativo agrega que la Defensoría del Pueblo ya había emitido una alerta temprana por la amenaza que representaba la presencia de ambos grupos insurgentes en la zona y su intención de disputar el territorio.

Según Noticias Caracol, líderes indígenas también sabían desde hace dos días que la guerrilla y las Autodefensas Gaitanistas estaban en las cercanías, y temen que haya más víctimas: “Estamos preocupados, de pronto nos puede ocurrir lo mismo”, advirtieron.

Videos de redes sociales mostraron la intensidad de los choques que aterrorizaron a esa población durante este jueves: