Al enterarse de la situación, los policías del cuadrante acudieron a atender el caso, en el centro oriente de la capital antioqueña, y cuando llegaron, observaron al hombre “bajo efectos de sustancias psicoactivas”, informó Caracol Radio.

En el procedimiento para reducirlo, “le aplicaron la descarga con esta pistola que portan los uniformados” para controlar a las personas de manera no letal, agregó la frecuencia.

Sin embargo, debido a la descarga, el hombre tuvo complicaciones, añadió la emisora, por lo que fue trasladado de inmediato a un centro médico, donde murió pocos minutos después, al parecer, por un paro cardiorrespiratorio.

El general Jorge Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana de Medellín, le dijo a ese medio: “La mamá llama precisamente porque él sale, posteriormente del consumo, rompe vidrios, daña puertas, incluso en el vecindario”.

En todo caso, se espera el dictamen de Medicina Legal que establezca las verdaderas causas del deceso del hombre.