Araújo le dijo a Semana que desde Transmilenio contrataron un estudio de la Universidad Nacional para determinar los costos que esta práctica le significan a la ciudad.

Así pues, la funcionaria destacó en el semanario la millonaria cifra de $ 223.000 millones, pero no especificó el lapso de tiempo en que esto ocurre (si las pérdidas son semanales, mensuales o anuales).

En lo que sí fue enfática la gerente fue en lo que se podría construir con ese dinero: “Se puede hacer el cable de San Cristóbal, por ejemplo”, señaló Araújo en la revista.

De igual forma, le dijo al impreso que los colados representan el 15 por ciento de los viajes, y que para evitarlos se han puesto barreras en 40 estaciones.

Finalmente, Araújo le dijo a Semana que la cifra de colados se ha reducido y prometió divulgarla en los próximos días.