Monseñor Rubén Salazar, arzobispo de Bogotá, anunció las recomendaciones para evitar que el brote se propague entre sus fieles, luego de que el pasado viernes se confirmara el primer caso de coronavirus en Colombia.

En diálogo con Caracol Radio, el religioso, principalmente, dio la máxima recomendación que han dado las autoridades sanitarias en el planeta: lavarse las manos luego de tener contacto alguno con una superficie pública.

Monseñor Salazar pidió a los feligreses evitar el saludo de apretón de manos o beso en la mejilla. También dijo a esa misma emisora que las iglesias deberán tener gel antibacterial, especialmente para los curas que oficien las misas. Deben lavarse las manos antes y después de cada una.

Asimismo recomendó a los sacerdotes entregar la hostia en las manos y no en la boca y a los asistentes hacer una venia y no dar la mano en el momento del saludo de paz, detalla esa emisora.

Salazar además pidió a las personas mayores de 70 años que quieran asistir a las misas que usen tapabocas y a aquellos que tengan enfermedades como afecciones cardíacas, respiratorias o diabetes les recomienda no asistir a eventos públicos.

Monseñor Alirio López, por su parte, en diálogo con City Noticias informó que los sacerdotes que tenga gripa no podrán oficiar misas ni tener contacto directo con los fieles.

Por último, López añadió que los sacerdotes deben utilizar un tapabocas normal a la hora de hacer una confesión y que aquellos que van a visitar enfermos deben usar el tapabocas N95.