El profesional de la salud, según la Personería de Bogotá, interactuó con sus compañeros de trabajo y atendió pacientes sin los elementos de bioseguridad, “a sabiendas de la enfermedad”.

El episodio se registró en el hospital de Bosa, agregó la entidad, que señaló que también enviará el caso al Tribunal de Ética Médica.

Arango fue a trabajar el 5 de abril al hospital “pese a saber que había resultado positivo” en la prueba del coronavirus, denunció la Personería. Agregó que el cirujano realizaba turnos nocturnos, en su calidad de contratista.

El caso se supo porque un funcionario del hospital se quejó ante el organismo de control.

De acuerdo con la queja, el señalado “se presentó sin ninguno de los elementos de protección personal y de bioseguridad”. Con esa conducta “expuso al personal médico, administrativo del hospital y a todos sus pacientes”.

La Personería también indicó que una situación similar se habría dado en el hospital Simón Bolívar, en el norte de la capital.

Ante la denuncia, se pidió a la Secretaría de Salud evitar que el médico regrese enfermo al hospital. Además, la Personería solicitó realizar pruebas de COVID-19 y dejar en cuarentena a los trabajadores y pacientes que compartieron con él.