Los hechos se presentaron el pasado viernes sobre las 7:50 de la noche cuando la pareja se encontraba en una vivienda del barrio Vistamar, en Puerto Colombia (Atlántico), y El Heraldo informó que dos hombres que se movilizaban en motocicleta ingresaron para atacar a tiros a la pareja.

El medio dijo que a Daniela Berdugo Rivera le propinaron dos disparos, uno de ellos en la cabeza con salida en el cuello, y que fue trasladada de urgencias a la Clínica Portoazul.

Allí, los médicos confirmaron la muerte de la joven, aunque tras una cirugía de urgencia lograron salvar al bebé de unos seis meses de gestación.

El compañero sentimental de la víctima, identificado como Joel José Angulo Sandoval, fue impactado en el cuello y el diario conoció que está siendo atendido en el mismo centro asistencial.

El Heraldo recogió información según la cual “la mujer era testigo en un proceso de la Fiscalía General contra la banda delincuencial ‘Clan del Golfo’”, y se remite a la declaración de “un pariente” de la joven para decir que, presuntamente, ella solicitó “protección, pero no se la habían proporcionado”.

Policía dice que sicarios iban directo a matar a la mujer embarazada

El general Ricardo Alarcón, comandante de Policía Metropolitana de Barranquilla, dijo que este atentado sicarial “iba contra la mujer”, según declaraciones que publicó Zona Cero.

“Las primeras informaciones que tenemos es que se trata de retaliaciones producto del tráfico de estupefacientes. En días anteriores realizamos una operación contra un reducto del ‘Clan del Golfo’ en Puerto Colombia, y todo parece indicar que hay una relación entre la muerte de esta señora y la operación”, confirmó el general Alarcón.

Al oficial le preguntaron si tenía conocimiento sobre que la joven había solicitado protección por ser “testigo clave” de la Fiscalía en ese proceso, y la respuesta del jefe de Policía fue que “hay informaciones que, desafortunadamente, son reservadas”.

El general Alarcón anunció que las autoridades indagan qué ocurrió en este caso, y que investigadores les siguen el rastro a los sicarios para tratar de identificaros.

Aun así, los dos medios insisten en que a la mujer la habrían dejado desprotegida y a merced del grupo criminal.