La queja la publicó Ríos Vivos en Twitter, el 30 de noviembre, y acompañó el mensaje con cuatro fotos de unos peces con visibles escoriaciones en la piel.

“Con Hidroituango, estos son los peces del río Cauca”, dijo el movimiento que defiende las fuentes hídricas, y aseguró que comunidades en Tarazá y Caucasia preguntan si “se pueden comer”.

“Hay hambre. Estado no resuelve el problema. ¿Qué está pasando?”, preguntó Ríos Vivos.

El movimiento de comunidades se quejó por una respuesta que habría dado el abogado Jaime Granados, en representación de EPM: “Es normal, eso ocurre en muchas partes”.

Fue por eso que Margarita Rosa de Francisco preguntó si eso es normal, y varios seguidores alertaron de que ese podría ser un “síntoma de que algo anda mal en el ecosistema”.

Hubo, también, quienes comentaron que eso puede ser normal cuando “se destroza el río, se parte con un muro que forma una represa en la cual muere la vegetación y se modifica toda la dinámica hidráulica”.

La publicación abrió un debate en redes y varios internautas exigieron respuestas de las autoridades competentes, teniendo en cuenta que el juzgado 75 penal de garantías ordenó medidas cautelares a favor de las víctimas y afectados por el megaproyecto de Hidroituango.

Fotos de peces en río Cauca que compartió Margarita Rosa de Francisco

Este es el trino que publicó la actriz y que ha generado interacciones a favor y en contra de la problemática que hoy vive esta zona del país.