El ataque, según el medio manizaleño, se produjo con armas de fuego, y cuando los vecinos oyeron los disparos avisaron a las autoridades.

Cuando la Policía llegó, encontró los cuerpos de tres hombres y dos mujeres. “Todos eran de Manizales y uno trabajaba en una discoteca de la ciudad”, le dijo a ese diario el alcalde de la capital de Caldas, Octavio Cardona.

En inmediaciones del lugar donde las víctimas habían instalado sus carpas había otros que también acampaban y lograron escapar con vida del ataque, agregó La Patria.

El alcalde de Manizales también aportó otro dato significativo: “El ataque no fue por robarles, pues en el lugar estaban sus pertenencias”.

El burgomaestre agregó en Noticias RCN que el grupo de personas estaba acampando “y a eso de las 3 de la mañana llegan unos sujetos armados con machetes y con armas de fuego y sin ningún tipo de discusión, proceden a eliminar a las personas que estaban allí”.

Las víctimas fueron identificadas como Dídier Vargas (propietario del club
nocturno Joy, en Manizales), Eliécer Bravo, Óscar Zuluaga Vargas, Laura Vanesa Ramírez León (estudiante de licenciatura en Ciencias Sociales en la Universidad de Caldas) y Juliana Arias Trejos.