La mujer le aseguró a Noticias Caracol que las autoridades hacen poco para dar con el paradero de su hijo: “Eso tiene rato que terminaron su búsqueda. Yo llamo y nadie me da razón del niño”.

Sin embargo, no pierde la esperanza de encontrarlo:

“Mi corazón me dice que el niño sigue vivo… sigue vivo porque yo siento en mí que el niño está vivo donde está. Solamente pido que los que lo tengan que me lo devuelvan sano y salvo, pronto”.

El medio detalló que indagó sobre los avances de la investigación y que solo supo que la Fiscalía y el Gaula del Ejército están a cargo del caso.

La mujer continuó viviendo con sus otros dos hijos menores de edad, que además de su hermano también perdieron a su padre.

Alberto desapareció cuando salió de su casa acompañado de su papá, Alberto Ramón Cardona, y no se volvió a saber nada de ellos. Cuatro días después, el cuerpo del hombre fue hallado en inmediaciones al río pero al menor nunca lo encontraron.

Por varias semanas, las autoridades y los habitantes ayudaron en la búsqueda por el río y entre la espesa vegetación de la zona pero no se encontraron pistas del niño. Incluso el caso se manejó en su momento como un secuestro pues se tenía la hipótesis que era un ajuste de cuentas contra el padre, pero la investigación ni avanzó.

Además, habitantes de la vereda Tigrera, del corregimiento de Minca, recuerdan al niño y harán una misa conmemorativa para que aparezca.