El hecho quedó registrado en video y se está viralizando en redes sociales, con comentarios de apoyo al gesto tan generoso que tuvieron las dos personas que abordaron al vendedor ambulante y le dieron la mejor sorpresa posible luego de una semana en la que, como todos los comerciantes informales han asegurado, sus ventas cayeron dramáticamente por el aislamiento preventivo de muchos colombianos para mitigar el coronavirus.

Los protagonistas del video recolectaron con sus amigos un dinero para ayudarles a varios vendedores ambulantes de Medellín en estos días difíciles para ellos. “Hay un grupo de ayuda donde se ha dado una platica para ayudarlos a ustedes. Les queremos dar una ayuda a la gente que vende cositas porque sabemos que estos días no han vendido casi nada”, le dijo una de las personas al comerciante que vendía cocadas.

Acto seguida, la mujer que lo acompañaba le dijo: “Le vamos a comprar la cocada en 300.000 pesos”.

El vendedor ambulante quedó atónito y varias lágrimas confirmaron el alivio que sintió al escuchar esa frase. “No lo puedo creer, en serio. ¡Qué alegría! ¡Qué bendición! Ay, que alegría, señor. No lo puedo creer. Qué emoción. Es increíble”, exclamó el hombre con la voz entrecortada.

La mujer que le entregó el dinero al vendedor le dijo que esperaba que los 300.000 pesos le sirvieran mucho, a lo que el señor contestó: “No tengo comidita en la casa. Dios les pague”.

“Entre todos nos vamos a ayudar”, concluyó el hombre que grabó la conmovedora escena. Estas son las imágenes de lo sucedido en la capital antioqueña: