Específicamente, las filas para comprar licor se presentan en la Plaza España, de Bogotá, donde las autoridades llegaron para evitar aglomeraciones, informó Blu Radio.

No obstante, en el lugar se vieron personas sin distanciamiento social.

Los ciudadanos salieron a abastecerse de bebidas alcohólicas para la celebración del fin de año, luego de que se decretara ley seca total para el 31 de diciembre y el primero de enero, en Bogotá.

La medida de la Alcaldía de la capital también aplica para los domicilios; es decir, no se podrá pedir licor, durante esos días.

La ley seca anunciada por Claudia López se ordenó luego de que se evaluara el comportamiento de los ciudadanos durante la celebración de Navidad, el 24 y 25 de diciembre, y se evidenciara que el no consumo de licor, dijo la alcaldesa, evita las riñas y disminuye el riesgo de contagio de COVID-19, como se escucha a continuación:

No obstante, ahora queda la duda si la medida tendrá efecto, teniendo en cuenta que los ciudadanos de Bogotá tendrán un día y medio para comprar licor.