Luego de robar el celular y otras pertenencias de la niña, el ladrón se sube a la moto de su cómplice y emprenden la huida. 

La joven queda paralizada por unos segundos y sale a correr para buscar a alguien que le ayude. 

“Ha estado muy mal, no ha podido dormir, todas las noches ha soñado que le apuntan en la cabeza. Tiene la sensación de la pistola en la cabeza y el temor de cualquier cosa”, ”, comentó la madre a Noticias Caracol. 

De acuerdo con el informativo, la Policía está revisando las grabaciones para dar con los responsables de este hurto. 

Por su parte, los habitantes de la ciudad aseguran que la inseguridad ha incrementado, por lo que les pidieron a las autoridades mayor presencia.

“Le solicitamos a la Policía un acompañamiento en la zona. Aquí hay gente que sale a hacer deporte desde muy temprano y son acechados”, comentó Jairo Fernández, habitante del sector, al mismo medio.