Una vieja carta que los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana le escribieron a Néstor Humberto Martínez Neira cuando era fiscal, habría sido la prueba que sin querer queriendo llevaría a las autoridades a cuestionar a Alejandro Char, planteó María Jimena Duzán en la revista Semana. 

Aunque en la columna no se exponen detalles del contenido del escrito, la periodista reveló que allí se menciona a dos personas cercanas al gobernante de la capital del Atlántico, ambos involucrados en casos de enriquecimiento ilícito.

Por un lado,  Esteban Moreno quien se le acusa de ser intermediario para captar 4.000 millones de pesos para apoyar la campaña presidencial de Juan Manuel Santos, por medio de contratos ficticios a nombre de Odebrechet y del Grupo Aval asociados a la construcción de la Ruta del Sol 2.

Y por otro, Javier Torres que será llamado próximamente por la Fiscalía con el fin de imputarle cargos por el mismo delito que Moreno y relacionado con la misma obra vial, pero que ascendería a la captación de 9.000 millones de pesos.

De acuerdo con Duzán, estas audiencias, especialmente la de Torres, serían una oportunidad única para indagar “si esos dineros que obtuvo de manera fraudulenta a través de estos contratos paralelos terminaron o no en las arcas de los Char”.

Las sospechas existen desde hace tiempo entre políticos y medios de comunicación, pero no han podido comprobarse.

“Prefiero pensar que este tipo de castas políticas están mandadas a recoger y que tienen las horas contadas. Dicen en la Arenosa que si Torres habla se puede caer el imperio de Charlandia. Lo mismo dicen de Esteban Moreno, que si cuenta toda la verdad se cae el establecimiento”, señaló la columnista.

El senador Armando Benedetti ha dicho, según menciona la periodista, que parte de las ganancias obtenidas irregularmente por Torres a través de su constructora en 2015 habrían ido a parar en la campaña para la Alcaldía de Barranquilla. Y otras voces con alcance público como la del periodista regional Jimmy Cuadros han sido censuradas abiertamente.