“El juzgado advirtió que el 14 de febrero de este año se programó la audiencia y el abogado de Merlano recibió el poder para defenderla desde el 17 del mismo mes”, informó W Radio.

El jurista defensor, Guillermo Rodríguez, había solicitado el aplazamiento de la audiencia, asegurando que “se le cruzaba con otra diligencia”, detalló la emisora.

En su decisión, el juez recalcó que el jurista “contó con el tiempo suficiente para prepararse”. Asimismo, el juzgado le dijo al abogado que “tiene la posibilidad de nombrar a un profesional del derecho que lo reemplace” si él no puede asistir a las audiencias, informó la frecuencia radial.

Finalmente, el tribunal agregó, citado por la publicación, que las actuaciones del abogado “podrían considerarse como una vulneración a la normatividad”, teniendo en cuenta que “solicitar el aplazamiento a última hora, es causal de mala conducta”.