Según explicó Barrientos, en su cuenta de Twitter, el libro se titula ‘Dejad que los niños vengan a mí’, y aunque pretendía lanzarlo el próximo 31 de octubre hay tres tutelas en curso con las que se busca que ese texto “sea retirado de las liberarías y que se cancele” su salida al mercado.

“Uno de los jueces dictó medidas cautelares y ordenó que el libro sea retirado de inmediato, mientras él lo lee y decide”, denunció el periodista, y dijo que son tres jueces de “Rionegro, San Rafael y La Ceja (en Antioquia)” los que le estarían poniendo trabas a la publicación.

Lo que faltaba: jueces fungiendo de editores”, reclamó Barrientos.

La queja del periodista fue atendida por la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), que de entrada señaló, en un comunicado, que Barrientos “es víctima de censura” por parte de quienes no quieren que ese libro salga más a la venta.

“Hoy, 29 de octubre, el Juzgado Segundo Promiscuo Municipal de La Ceja, Antioquia, quien tramita una de las tutelas interpuesta por un sacerdote, resolvió dar cuatro horas al periodista para que entregue los datos de una de sus fuentes, señalando que ‘la negativa a entregar la información requerida llevará a imponer las acciones disciplinarias y/o penales a que haya lugar’”, informó la Flip.

Como el juez de San Rafael había dado la orden, el pasado 25 de octubre, de que tanto el periodista como la editorial (Planeta) suspendieran “la reproducción, comercialización y venta del libro”, la Fundación explicó que esta decisión fue producto de la tutela que interpuso el “excoordinador de monaguillos del municipio”.

El libro es, básicamente, el resultado de una minuciosa investigación de Barrientos sobre varios casos de pederastia en Antioquia, y que involucra al excoordinador de monaguillos y a dos sacerdotes como presuntos “responsables de delitos contra la integridad sexual de una de las fuentes del libro”.

Por eso, la Flip considera que esta es una “estrategia de acoso judicial contra la prensa”.

La editorial Planeta se pronunció al respecto, en redes sociales, y compartió la sinopsis del libro junto con una etiqueta de ‘#NoALaCensura’.