Esta historia de dolor la contó Tatiana Silva, hija de la pareja, que en diálogo con Noticias Caracol dijo que siete integrantes de su familia se contagiaron de COVID-19, pero que su mamá, Nelly Esperanza, fue la que más se complicó por la enfermedad.

“Mi mamá, que tenía más comorbilidades, fue la persona más afectada. A los pocos días tuvimos que internarla en la UCI, narró la joven, y dijo que su padre, Rafael, le enviaba mensajes de apoyo a la mujer con la que llevaba 33 años de matrimonio.

La familia Silva Ardila hizo varias publicaciones en sus redes sociales para buscar ayuda, pues la mujer estaba en una clínica en Bucaramanga “en condición crítica a nivel pulmonar” y necesitaba un tratamiento.

“Necesitamos gestionar la intervención, si no, puede generar una falla respiratoria y causarle la muerte”, escribió una hermana de Tatiana, el pasado 16 de noviembre, que le solicitaba a la EPS Medimás autorizar ese procedimiento.

Imagen tomada de Facebook
Imagen tomada de Facebook

Pero la tan esperada ayuda nunca llegó, y la señora Nelly finalmente falleció. Su esposo, que también dio positivo y “no tuvo síntomas”, no soportó la partida.

“El duelo por la muerte de mi mamá fue bastante difícil. Él estaba realmente muy mal; tratamos de darle todo el apoyo posible, pero él, en medio de su dolor, quería irse con ella, era un amor tan grande que le tenía que definitivamente quería acompañarla”, explicó la joven en el noticiero.

Los médicos, según la hija, dijeron que Rafael sufrió un infarto, y ahora la familia Silva Ardila lamenta esta doble partida, en San Vicente de Chucurí (Santander).

La joven dejó un mensaje para los hijos que aún tienen la fortuna de contar con sus padres, en medio de esta crisis por la pandemia: “Aunque estemos lejos, aunque estemos cerca, siempre decirles cuánto los queremos”.

Joven cuenta drama por la muerte de sus dos padres, contagiados de coronavirus

Este es el informe de Noticias Caracol en donde la mujer narra el dolor por la partida de sus padres.