De linaje político, José Félix Lafaurie está convencido de que el ejercicio profesional de la política es algo que ya debe llegar a su final en su familia. Aunque reconoce el papel de su esposa, la senadora María Fernanda Cabal, no quiere que ninguno de sus cuatro hijos siga ese camino.

De cuatro hijos que tiene, solo uno, el menor, parece aspirar a la política como proyecto de vida.

“La política antes tenía unas motivaciones, una causa, había un alinderamiento doctrinario de fondo. Hoy no. A mí me parece que ahora en la política se pierde mucho el tiempo y se ha degradado en exceso”, expuso.

Trabajó en su juventud de la mano de Álvaro Gómez en la prensa política de la época, lo que lo formó para lo que sería su cercanía con la política durante más de 40 años.

“Era otra época. Siempre ha habido corrupción, aunque en ese entonces en menor proporción. Pero la gente tenía estatura intelectual”, dijo.