La comisionada falleció en un hospital del municipio de Apartadó, Antioquia, a donde fue ingresada hace “varios días, tras presentar complicaciones de salud a causa del COVID-19”, informó la Comisión en un comunicado.

“Ángela Salazar, fiel acompañante de miles de víctimas, defensora permanente de la igualdad y trabajadora incansable de la búsqueda de la verdad, deja un enorme vacío no solo a la Comisión sino al país por el que trabajó desde su juventud para verlo en paz”, añade la nota.

De 66 años, Salazar nació en la población de Tadó, Chocó, pero luego se radicó en Apartadó, en la región de Urabá, en donde destacó por ser defensora de los derechos de las mujeres, de los trabajadores bananeros y de las empleadas del hogar. También integró la alianza Iniciativa de Mujeres Colombianas por la Paz (IMP) y la Mesa Departamental de Víctimas de Apartadó.

“Expresamos nuestra profunda condolencia a su esposo, a sus hijos e hijas y demás familiares, y desde la distancia les acompañamos en el dolor y la esperanza. Nuestra solidaridad se extiende a quienes en Colombia han perdido en estos días a sus seres queridos a causa de la pandemia”, dijo la Comisión.

El jueves falleció en una clínica de Santa Marta (norte), también por coronavirus, el gobernador del resguardo Kogui-Malayo, José de los Santos Sauna, que lideró por más de una década los movimientos en la Sierra Nevada de Santa Marta de este pueblo indígena.

“Lamento profundamente la muerte del cabildo Gobernador Kogui José de los Santos Sauna, quien fue un gran amigo durante muchos años. Mi solidaridad para los pueblos de la Sierra Nevada de Santa Marta en este día tan triste”, escribió en su Twitter el expresidente Juan Manuel Santos.

El indígena fue también un líder de la sustitución de cultivos ilícitos e impulsó junto con el Estado proyectos de desarrollo de cultivos alternativos.