La masacre ocurrió en la vereda Munchique, y W Radio informó que las víctimas fueron identificadas como John William Ibarra Juanillo, de 29 años, Harrison Balanta Rodallega, de 28, José Manuel Mancilla Caicedo, de 19, Juan Camilo Salinas Caicedo, de 21, Edwin Caicedo Jiménez, de 19, y Víctor Hugo Caicedo Jiménez, de 17.

Aunque la emisora habló de seis personas muertas en esta nueva masacre, Proclama del Cauca mencionó que son siete las víctimas, aunque nos las identifica. El medio local aseguró que, según versiones preliminares de testigos, los atacantes lanzaron “una granada y dispararon con fusiles” contra un grupo de personas que estaba jugando gallos en una vivienda.

El medio dijo que los asesinos se desplazaban en dos camionetas y tres motocicletas, que en el sitio de los hechos murieron cinco personas y que dos más fallecieron en un hospital.

“Los atacaron con granadas y fusil como si ellos fueran bandidos. Ellos eran muchachos limpios dedicados a la minería ”, dijo un hombre en Noticias Caracol, y aseguró que entre las víctimas hay dos hermanos y varios primos.

El alcalde de esa población en Cauca, Óscar Edwin López, dijo, citado por el periódico local, que desde hace varios días su administración “ha venido pidiendo apoyo y seguridad” a los gobiernos nacional y departamental debido que en Munchique ha “merodeado” la disidencia de las Farc ‘Jaime Martínez’.

Lo mismo había advertido la Defensoría del Pueblo, que en un comunicado en el que “rechazó” la masacre también dijo que desde abril se emitieron dos alertas tempranas sobre el riesgo en el que estaba la población civil.

“Insistimos en la urgente necesidad de erradicar los factores de violencia que afectan los derechos y ponen en constante peligro la vida de los colombianos”, expresó el defensor Carlos Camargo Assis, sobre esta nueva masacre.

Este fue el pronunciamiento del defensor Camargo.