La comparación surgió cuando, en entrevista con Semana, Ospina lanzó una primera crítica al presidente Iván Duque por haber sostenido reuniones con sectores que defienden a Uber, diciendo que no entiende “por qué el Estado recibe a unas personas que están al margen de la ley”.

Fue entonces que habló del reciente paro armado del Eln y el Epl:

“Yo pregunto, señor presidente había un paro armado este mes, había un paro armado y la gente le pedía a gritos al presidente: ‘Presidente por favor haga la paz con estos grupos al margen de la ley’. Respuesta del presidente: ‘Mientras estén violando la ley, mientras están usurpando las funciones de las fuerzas militares, yo no me reúno con bandidos y delincuentes que estén violando la ley’. Y yo le dije en un Twitter: ‘Presidente, ¿cuál es la diferencia entre las plataformas que violan el código penal y son delincuentes y la guerrilla que también son delincuentes?'”

Entonces la periodista Vicky Dávila quiso hacer claridad: “¿Usted está comparando a Uber con el Eln?”, preguntó, no sin algo de estupefacción. “No a Uber, a todas las plataformas tecnológicas”, contestó él.

“¿Entonces para usted Uber es igual al Eln?”, volvió a preguntar ella. “A todas las guerrillas”, ripostó él. “¿Por qué? Porque violan la ley. El uno tiene un fusil en la mano y el otro tiene una aplicación violando la ley. Los dos son bandidos”, añadió a renglón seguido.

Pero no paró ahí, e incluso cuando los periodistas de la revista le quisieron marcar la diferencia de que Uber no mata, él sostuvo que sí, a su manera: “El otro mata también. No Uber; los vehículos donde se han accidentado ciudadanos que despacha Uber”, añadió.

“Está quebrando a familias del gremio de taxistas. Se nos han suicidado siete taxistas”, concluyó.