Un ejemplo de lo anterior es lo que denunció la médico Paola Zambrano a Caracol Radio; allí dijo que fue despedida del Hospital Integrado San Juan de Cimitarra cuando se quejó ante el gerente de la institución.

La médico aseguró que trabajó en el centro médico como coordinadora durante 2 años, pero se dio cuenta que los insumos de bioseguridad eran de muy baja calidad y esto ponía en riesgo la salud de sus colegas.

Zambrano tenía a su cargo 70 profesionales de la salud y por esto decidió hablar con el directivo, pero la respuesta que obtuvo no fue la que esperaba.

Al parecer, luego de la charla la especialista recibió su carta de despido mediante un correo electrónico, pero ella no se percató de este informe; descubrió que había sido retirada de sus funciones cuando no la dejaron entrar a las instalaciones.