El director del Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático, Guillermo Escobar, señaló que las fuertes lluvias de este jueves en la tarde terminaron en grandes encharcamientos y enormes espejos de agua, sobre todo, en las localidades de centrales de Bogotá.

En una entrevista que tuvo con la alcaldesa Claudia López, el funcionario dijo que debido a la fuerte ola invernal se hará un monitoreo constante para poder tener una respuesta adecuada ante los estragos por las lluvias.

Aunque las inundaciones estuvieron a la orden del día, desde la Alcaldía dijeron que gracias al trabajo de los bomberos, funcionarios del Jardín Botánico y del Acueducto, se pudo evacuar el agua en solo 2 horas para que las vías siguieran funcionando.

Como la temporada de lluvias seguirá en la capital, Escobar detalló que se hará un monitoreo durante las 24 horas para mitigar riegos ante las precipitaciones.

“Los sistemas que se preparan siempre para esta época de lluvias tienen una respuesta con antelación gracias a dichos monitoreo”, aseguró. Sin embargo, este jueves la respuesta no pudo evitar los acostumbrados encharcamientos que sufre la capital.

De otro lado, el comandante del Cuerpo de Bomberos de Bogotá, Diego Moreno, condenó que algunos capitalinos sigan tirando basura a la calle; conduta que hace que los residuos tapen las alcantarillas y causen emergencias como las de hoy.