La trágica historia empezó a mediados de agosto con el secuestro de un joven de 20 años, identificado como Nicolás Ayala, quien fue raptado mientras salía de su trabajo, en el centro de ese municipio de Santander, informó Blu Radio. 

Acto seguido, los secuestradores se comunicaron con la familia de Ayala y les solicitaron 120 millones de pesos para liberarlo. Después de varias semanas de negociaciones, esa cifra bajó a 80 millones de pesos, agregó esa frecuencia radial.

Sin embargo, la comunicación entre secuestradores y familiares del joven se perdió a finales de agosto, situación que llevó a la familia a pensar lo peor, añadió esa emisora. 

Lamentablemente, los temores de la familia se materializaron cuando la Policía capturó a dos de los secuestradores y estos confirmaron que habían asesinado a Ayala, apuntó ese medio. 

Los delincuentes llevaron a la Policía hasta el cerro Palonegro, ubicado a las afueras de Lebrija, donde habían cavado la fosa común en la que estaba enterrado el joven, indicó Caracol Radio. 

Aparentemente, los secuestradores tenían encerrado a Ayala en una casa de la verada Motoso, de Lebrija, Santander, y en circunstancias que están por determinarse asesinaron al hombre, apuntó esa emisora. 

Lo más sorprendente del caso es que Ricaurte Cala Ayala, tío de la víctima, identificó a uno de los dos secuestradores capturados como un amigo de la infancia de su sobrino asesinado, agregó Blu Radio. 

“Fueron inquilinos de mi hermana desde niñitos; durante 14 años vivieron ahí. Entonces, Nicolás convivió parte de su niñez con el hoy secuestrador y asesino de él”, detalló el tío del joven asesinado, en diálogo con esa frecuencia radial. 

Precisamente, la cercanía de uno de los delincuentes capturados con el joven asesinado habría sido usada para planear y ejecutar el secuestro extorsivo, apuntaron las autoridades, citadas por ese medio. 

Los dos secuestradores, quienes también tienen antecedentes por robo y abuso sexual, serán juzgados por las autoridades competentes y deberán responder por los motivos que desencadenaron el lamentable asesinato de Ayala, concluyó Caracol Radio.