El hombre quedó en libertad de la cárcel de la capital del Meta —donde se registran más de 500 personas contagiadas por coronavirus— y el Inpec le practicó las pruebas antes de su salida, confirmó Blu Radio.

Sin embargo, tres días después de quedar libre, el  instituto le notificó al exrecluso que era portador del virus. Esto, luego de que sus conocidos hicieran la masiva celebración por su regreso, añadió la emisora.

La situación provocó temor entre todas las personas que tuvieron contacto con el paciente, que desconocía su estado de salud.

Por su parte, la Secretaría de Salud endilgó la responsabilidad al Inpec porque entregó la autorización de salida del reo sin primero conocer los resultados, aún sabiendo las condiciones de riesgo en las que se encuentra ese centro penitenciario por los masivos contagios del COVID-19.

“Esta situación realmente debería no haber sucedido en la salida, ya que esta persona desconocía el resultado”, expresó Tania Cortés secretaria de Salud del municipio, citó la frecuencia.

Por ahora, las autoridades sanitarias mantendrán aisladas a las personas que participaron en ese evento, mientras se realizan algunos exámenes para verificar sus estados; aunque ya algunos de sus familiares dieron positivo para la pandemia, asevera Blu.

Junto a este hombre, otras 12 personas habrían salido sin los protocolos ni medidas de seguridad obligatorias; 9 de ellos salieron positivo para coronavirus, concluye el medio.