Carreño Carreño, capturado después de cometer el crimen en el centro de Barranquilla, quedó grabado por una cámara de seguridad, cuando fue a buscar a Katiuska Rangel, su expareja, a un local de celulares donde ella trabajaba, indicó El Heraldo.

En esa grabación, difundida por varios medios de comunicación, se aprecia cuando el hombre forceja con Rangel por varios minutos, luego la tira al suelo y la apuñala, dejándole graves heridas por las que después ella murió en el Hospital General Barranquilla.

Después del ataque, Carreño Carreño quiso huir pero los testigos del crimen lo atraparon y lo intentaron linchar; posteriormente, el hombre fue entregado a las autoridades, como se aprecia en las siguientes imágenes.

Una de las personas que vio cuando el hombre hirió a la que era su pareja relató en CM& que Carreño Carreño le decía que no se metiera, que él [el testigo] no conocía lo que sucedió-

De acuerdo con la mamá de la víctima, citada por El Heraldo, Rangel se había separado de Carreño Carreño (padre de uno de los hijos de ella) unos días antes del feminicidio; pero él le insistía para que volvieran. Incluso, dijo la madre, el hombre amenazó de muerte a la víctima.

Pese a que el acusado dijo ser inocente de feminicidio agravado, de acuerdo con CM&, un juez lo envió a la cárcel El Bosque, de Barranquilla.