El aterrador hecho se presentó este sábado hacia las 9:00 de la mañana en el barrio Las Orquídeas, oriente de la capital vallecaucana, según contó al diario El País el Secretario de Seguridad, Carlos Alberto Rojas:

“Nos cuenta la Policía de Cali que la historia nace cuando el papá solicita a su excompañera que su hija se quede con él en su vivienda. Al día siguiente (hoy sábado) cuando van a recoger a la niña, esta persona no quiere entregársela a la mamá. Ahí es cuando la policía tiene que recurrir a otros métodos para ingresar a la vivienda. Desafortunadamente encuentran a la niña, aparentemente, desmayada”.

De acuerdo con las autoridades de Cali, mencionadas por El Universal, el hombre comenzó una discusión con los familiares de la progenitora de la menor y se encerró en una de las habitaciones de la vivienda con su hija.

Al parecer, el sujeto en estado de alteración amenazó con quitarle la vida a la niña si alguna de las personas se acercaba a ellos.

Por esto, los allegados alertaron al cuadrante de la Policía que intentó persuadir al individuo, pero al notar su resistencia ingresaron a la fuerza a la habitación. Luego de hallar a la menor, la auxiliaron y la trasladaron al Hospital Carlos Holmes Trujillo, señaló el periódico Q’hubo de Cali.

“La llevan a un centro hospitalario, donde se confirma que la niña en horas anteriores había sido posiblemente asfixiada y había perdido la vida”, confirmó el funcionario.

De acuerdo con Noticias Caracol, las autoridades trasladaron al señalado agresor a un centro asistencial porque presentaba golpes en el cuerpo, aunque permanece retenido por ser el principal sospechoso en el homicidio de la pequeña.

Es importante mencionar que esos medios destacaron que el padre de la menor padecía de trastornos mentales; no obstante, esa versión será verificada por médicos especialistas y presentada ante las autoridades judiciales.

Finalmente, Rojas concluyó: “Es un hecho que causa una tristeza enorme. Esta sociedad no tiene por qué asumir que sus niños terminen pagando las consecuencias de la falta de capacidad de diálogo, concertación y tolerancia que tiene que haber entre todas las parejas, independientemente de todos los problemas que haya”.