De hecho, fueron los vecinos del menor los que avisaron a sus padres cuando vieron al niño ahogándose con una pepa de mamoncillo, detalló el portal La Guajira Hoy. 

Ante la imposibilidad de sacarle la pepa al menor, sus familiares lo llevaron de inmediato hasta el Hospital San Rafael, en la capital de La Guajira, para que allí intentaran salvarlo, agregó ese medio.

Lee También

A pesar de los esfuerzos para rescatarlo, el pequeño de un año falleció en ese centro médico por cuenta del tiempo en el que no recibió oxígeno, aseguró RCN Radio. 

Una vez se conoció el caso, la Comisaría de Familia anunció que dará inicio a una investigación para determinar con exactitud cuáles fueron las circunstancias en las que el menor se atoró y falleció, indicó esa emisora. 

Esa área también informó que pondrá a disposición de los familiares y testigos de los hechos a un grupo del departamento de psicología, para procesar el terrible accidente que causó la muerte del menor, apuntó esa cadena radial. 

Algunos testigos de los hechos, citados por ese medio, recalcaron en una posible desatención por parte de los padres ante el accidente. 

Sin embargo, las circunstancias de lo ocurrido en la capital de La Guajira serán establecidas oficialmente por las autoridades correspondientes, concluyó RCN Radio.

Los hechos se dieron en Riohacha, La Guajira: