El miércoles, Blu Radio reveló que en ese documento solo constaba la llegada de 100.000 dosis de Pfizer y BioNTech en dos tantas, el 18 y el 27 de febrero. Esto era 750.000 menos de lo que el Gobierno había previsto en enero, lo que hacía pensar que esa meta definitivamente no se cumpliría.

Tan inquietante panorama hizo que el ministerio tuviera que ratificar que espera recibir mucho más que eso. El jefe de Gabinete del Ministerio de Salud, Germán Escobar, confirmó que las 100.000 dosis de las que se habló el día anterior corresponden a la negociación directa que se hizo con Pfizer.

Además, indicó que llegarían 192.000 de la china Sinovac y que el mecanismo Covax enviará otras 117.000 de Pfizer y 750.000 de los laboratorios AstraZeneca, con lo que se completaría un total de 1’159.000 dosis.

No obstante, el comunicado que cita a Escobar no aclaró si son ciertas las fechas deslizadas por la emisora, según la cual se recibirían 50.000 el 18 de febrero y otras 50.000 el 27 de febrero. Al respecto se limitó a comentar que “estos volúmenes dependen de la confirmación por parte de los fabricantes una vez se acerque el momento de su despacho“.

Esto último dejaría abierta la posibilidad de que haya retrasos, pero no sería lo único que genera dudas. Blu también señaló que las vacunas que se les aplicarían a los mayores de 80 años en la primera fase de vacunación serían las de AstraZeneca y Oxford, pero hasta este jueves 11 de febrero esa vacuna no había sido autorizada por el Invima.

El instituto tendría una semana para pronunciarse y permitir que esas vacunas se puedan usar en el país. De otro modo, así lleguen, las 750.000 vacunas de ese laboratorio inglés quedarían sin poder usarse hasta no obtener el visto bueno.