A pesar de que el departamento del Atlántico vive una de sus peores crisis por cuenta de la pandemia, los habitantes de Galapa participaron de un masivo evento de despedida por el fallecimiento de una persona muy conocida allí.

Juan Enrique Pérez, apodado como ‘La voz del pueblo’, era considerado como uno de los locutores ilustres de ese municipio, pero murió en esta semana por complicaciones derivadas del COVID-19, según indicó La FM.

Su muerte causó tanta consternación que hasta la Alcaldía de Galapa se pronunció con un mensaje de condolencias que los habitantes de la ciudad recibieron con afecto.

Aunque las autoridades no invitaron a ningún evento, los familiares del difunto, sabiendo el afecto que tiene la comunidad por él, decidieron hacer un acto simbólico en el que los galaperos y galaperas pudieran demostrar su afecto desde sus viviendas.

“A partir de las 4:30 de la tarde acompáñanos desde la puerta de tu casa encendiendo una vela. Recorrido desde la entrada por toda la vía principal hasta la Puerta de Oro, bajamos buscando la emisora y posteriormente subiremos hasta el cementerio municipal. Contamos contigo, Galapa”, decía la invitación.

Sin embargo, haciendo caso omiso a todas las indicaciones que se han dado desde hace más de un año, las personas salieron a las calles y llenaron las vías para darle el último adiós a este Pérez González.

Según indica Impacto News, todo se salió de control desde que la llegada de la carroza fúnebre fue a las 6:00 p.m. y las personas no cumplieron con la medida de toque de queda impuesta por la Gobernación del Atlántico.

Las autoridades intentaron contener a las ciudadanos, pero no hubo como hacerlo y todo quedó en evidencia en un Facebook Live del sepelio que posteriormente fue borrado. No obstante, Impacto News dio a conocer algunas imágenes de la gran cantidad de personas que asistieron al último adiós de este locutor.

Muertes por COVID-19 en Galapa, Atlántico

En el informe presentado este sábado por la Alcaldía de ese municipio se registraron 572 casos y 33 fallecidos. Además, en Barranquilla, ciudad a la que son enviados los pacientes más graves, hay pocas UCI y mucha preocupación por la cantidad de casos registrados, pues hay pacientes que mueren esperando una cama de cuidad intensivo.

El senador Armando Benedetti advirtió que la mayoría de los 3.156 casos que fueron notificados este sábado en el Atlántico pertenecen al área metropolitana, especialmente en los municipios de Soledad, Malambo, Puerto Colombia y Galapa.