El techo de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales se desplomó luego de las precipitaciones que cubrieron de granizo a Bogotá. Varios videos difundidos en redes sociales mostraron que salones y bibliotecas terminaron inundados.

Ante la emergencia por el invierno, el agua causó grandes encharcamientos que afectaron directamente a los estudiantes, al personal del centro educativo e incluso a varios libros y colecciones pertenecientes a la universidad.

La impotencia de los estudiantes al ver el desastre causado por los chaparrones se trasladó a Twitter, en donde el numeral #LaNachoSeCae se hizo tendencia para denunciar las precarias condiciones en que están estudiando.

En los mensajes publicados en la red social, varios estudiantes dijeron que el Estado no invierte para mejorar las instalaciones de “la mejor universidad pública del país”. Hubo quienes hablaron de “desfinanciación” mientras la institución se cae encima de los alumnos.

Estas son algunas imágenes que muestran el deterioro de las instalaciones:

Jennifer Pedraza, representante estudiantil de la Nacional, dijo en Citynoticias que es la segunda vez que se cae el techo de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales. Además, denunció que también se inundó el Instituto de Ciencias Naturales, donde reposan más de 3.000 muestras biológicas.

Por su parte, Santiago Gómez, estudiante de fonoaudiología de esa Universidad, agregó en el medio local que siempre se le echa la culpa al clima por este tipo de situaciones. Sin embargo, atribuyó la responsabilidad a la “desidia del Gobierno Nacional de financiar adecuadamente la universidad pública”.

Pero ese no fue el único caso. El conservatorio de la Facultad de artes también resultó inundado, por lo que los estudiantes insisten en pedir más financiación.

Por su parte, la Universidad Nacional, en un comunicado, dijo que 12 edificios fueron seriamente afectados por el clima. Agregó que, como medida preventiva, “se suspendieron las actividades académicas en las Facultades de Derecho e Ingeniería”.