Según dijo la Fiscalía, en su cuenta de Twitter, la petición de captura en contra de Barrera se dio por los hechos que ocurrieron el pasado 22 de noviembre, cuando según videos la mujer destrozó puertas y otros elementos del sistema Transmilenio.

Desde ese mismo día, a propósito del paro nacional, la Fiscalía dijo que abrió una indagación ya que los videos que circularon en redes sociales “dejarían ver destrucción de mobiliario de estación” del sistema de transporte masivo.

Pero aunque en un principio medios como Canal Capital advirtieron que la ‘influenciadora’ se podría enfrentar a una pena de entre 13 y 15 años de cárcel, por el delito de “daño en bien ajeno agravado”, lo cierto es que el panorama judicial no pinta muy bien para la joven.

Esto, porque la Fiscalía pretende que la mujer también responda por el delito de “instigación para delinquir agravado con fines terroristas”, y de ser hallada responsable en este caso la condena podría aumentar considerablemente.

En medio de todo este lío y una vez se enteró de que la iban a judicializar, Barrera se justificó diciendo que “todos los seres humanos cometen errores”, pues también la criticaron por los antecedentes que tiene debido a que escupió a varios policías que la solicitaron por cometer una infracción de tránsito, en Bogotá, hecho por el que tuvo que pasar una noche en la Unidad Permanente de Justicia (UPJ).