En la diligencia virtual de este viernes, la entidad también acusó por los mismos delitos a Devis José Mendoza, contador de la firma Shatex S.A., una de las compañías fachada de Saab, detalló la Fiscalía en un comunicado.

“Los dos procesados irán a juicio por los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito de particulares, concierto para delinquir, estafa agravada, y exportación o importación ficticia”, añadió.

Saab fue detenido el 12 de junio cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla de Sal (el más importante de Cabo Verde), en respuesta a una petición de Estados Unidos cursada a través de Interpol por supuestos delitos de blanqueo de dinero.

En la diligencia adelantada hoy en Barranquilla, una fiscal de la Dirección especializada de Lavado de Activos señaló que Saab “habría acudido a múltiples maniobras para evadir responsabilidades tributarias y aduaneras, y dar apariencia de legalidad a un esquema irregular de exportaciones e importaciones”.

Entre las múltiples irregularidades se encontró que la sociedad registró un crecimiento económico de 923 % en 2007 “ascenso inusual si se tiene en cuenta que entre 2004 y 2006 se fueron a pérdidas y los ingresos cayeron en 33 %”, detalla la información de la Fiscalía.

Igualmente los investigadores dijeron que Shatex S.A. dejó de existir en 2010 pero en los siguientes años, supuestamente, hizo exportaciones y operaciones de venta y compra, y en 2011 canalizó la “salida de más de 2.000 millones de pesos al exterior por el sistema cambiario colombiano. Dichas actividades no fueron declaradas”.

La misma firma sustentó la salida de más de 25.300 millones de pesos, por medio del mercado cambiario, por “concepto de pago de importaciones anticipadas, las cuales nunca ingresaron al país. Es decir, simuló importaciones para legalizar movimientos de dineros hacia el exterior”.