A la reunión asistieron el vocero de la Defensoría en Santa Marta, David Pereira, el gerente de Electricaribe para Magdalena, Edwin Goenaga, y el abogado Jairo González en representación de la familia del médico José Miguel Dau, que falleció el pasado viernes luego de que le cortaran la luz y su respirador se apagara.

Allí también estaban, de acuerdo con Blu Radio, la esposa y un hijo de la víctima, y el abogado González hizo la salvedad de que la presencia de la familia no era para intervenir sino para escuchar lo que se hablaría.

Pero “Electricaribe se sorprende cuando está la familia Dau en la reunión, porque ellos querían y esperaban que la familia no estuviera”, explicó un periodista de la emisora, y dijo que eso cambió por completo la actitud del gerente.

En un audio que compartió la frecuencia se escucha cuando Goenaga dice: “Con todo el respeto, creemos que no es el escenario apropiado para hacer esta reunión, y se nos ha recomendado que si podemos hacer esta reunión en otro momento por aparte con la Defensoría, pues con mucho gusto”.

En cuanto a las explicaciones que tanto ha pedido la familia del médico, que culpa a Electricaribe por haber suspendido el servicio de energía sin importar la salud del paciente (pues no habían pagado la factura porque estaba en reclamación por el elevado costo), Goenaga afirmó que las darán en otro escenario.

Por aparte daremos las explicaciones de la empresa, pero en este momento nos retiramos porque no creemos conveniente”, dijo, lo que fue considerado como un desplante para quienes piden que Electricaribe asuma su responsabilidad.

El hecho de que Goenaga se levantara de la mesa fue cuestionado en la emisora, en el programa de la periodista Camila Zuluaga, en donde se concluyó que “Electricaribe asume esta actitud cuando más se requiere transparencia por parte de la empresa, porque lo que hay en la región es una inconformidad total por la manera en cómo ha prestado el servicio”.

Por el momento, lo único que ha dicho la compañía energética frente a este caso es que su “interés es que muy pronto se logre tener claridad sobre lo ocurrido, para tranquilidad de la familia Dau y de la empresa”, según comunicado de este viernes.

La respuesta de Electricaribe se conoce luego de que la Superintendencia de Servicios Públicos le pidiera información de este caso y de la muerte de una joven madre, de 27 años, que fue impactada por un cable de alta tensión que se desprendió de un poste.