Restrepo, conocido en su época de guerrillero como ‘Olmedo Ruiz’, denunció este miércoles en Twitter que ninguna autoridad le brindó ayuda al exguerrillero pese a que, según él, en la zona había presencia de militares.

“A nuestro camarada y amigo César Herrera Gómez lo dejaron morir: estuvo tirado en la vía, agonizando, cerca de tres horas. Cuando lo hirieron, el Ejército estaba muy cerca, y no hicieron nada para salvarle la vida”, escribió el representante.

Fue por eso que el exjefe guerrillero se preguntó si este era un caso de “¿indolencia o complicidad?”, y aseguró que el crimen del desmovilizado “es una clara afrenta al proceso (de paz), ya que en este momento se encuentran en el espacio los líderes de la reincorporación”.

El partido Farc, por su lado, señaló que la muerte de Herrera se trató de un “asesinato”, y advirtió que esta es la quinta víctima que, en 2020, dejan los reiterados ataques en contra de desmovilizados.

“Asesinaron al exguerrillero mientras se dirigía al espacio de reincorporación. Ya son cinco compañeros asesinados este año”, detalló la Farc.

Además de Herrera, este mes han sido asesinados otros exguerrilleros como Jhon Fredy Vargas Rojas, en Pitalito (Huila); Hober Arias Giraldo, en Dabeiba (Antioquia); y Benjamín Banguera Rosales, en Cauca.

Cabe recordar que en diciembre pasado la Misión de Verificación de la ONU concluyó que 2019 fue “el año más violento” para exguerrilleros de las Farc que se acogieron al acuerdo de paz, con 77 asesinatos frente a 65 en 2018, y 31, en 2017.

Debido a este panorama de violencia, el Gobierno del presidente Iván Duque anunció medidas adicionales de seguridad para los desmovilizados centradas en la “autoprotección”.